Para abrir este archivo en su computadora haga click aquí

“Escribir en primera persona. La poesía de Olga Orozco”

 

Alicia Smolovich
 
mail.gif
autores@psyche-navegante.com

“La realidad, sí, la realidad

ese relámpago de lo invisible
 
que revela en nosotros la soledad de Dios”
                                                      
O.Orozco

No hay biografía, ni necrologías, ni análisis literario; sólo quedan palabras que a veces parecen resbalarse no de los labios, sino de las propias manos que intentan escribirte.

 

 

Llamada a habitar la luz que se escurre entre palabras y silencio, la luz de tu poesía, morada que ha sido tantas veces lugar donde reencontrar la emoción dolorosa de vivir, los retazos que vuelven desde la perpetua infancia, las sombras de la muerte, el confín donde el sueño se confunde con la voz que lo nombra.

No hay biografía, ni necrologías, ni análisis literario; sólo quedan palabras que a veces parecen resbalarse no de los labios, sino de las propias manos que intentan escribirte.

Aunque hoy, un poco más sola con la noticia de tu muerte, busque refugio en ese relámpago que enceguece el cansancio para que el alma pueda salir de las sombras, “el abismo” al que le ofreciste:

 

...”el resplandor nocturno”...”instante fulmíneo como el rayo”...”la viva luz de espada que me empuja hacia afuera hasta el revés de mí”...”la sombra de un eclipse fulgurante sobre el rostro del tiempo”...

...”lo que uno tiene son visiones -dice Olga Orozco- muy relampagueantes, es como abrir y cerrar una ventana muy luminosa, pero también se cierra de pronto como un relámpago..., sabe que el mundo es un relámpago de lo invisible” (1)

En la línea de ese abismo de soledad que nos vuelve instante furtivo, la poesía abre, “ilumina” su ser intangible para arrojarse al mundo entre la noche del silencio y la voz de un sueño que nunca terminara de ser soñado.

 

...”Yo, que aspiraba a ser arrebatada en plena juventud por un huracán de fuego

     antes que convertirme en un bostezo en la boca del tiempo,

     me resisto a morir  (2)

 

Segura ya que seguirás escribiendo, Olga Orozco, en cada nuevo ser que parirá tu poesía, en cada lector-poeta que olvidará su pesada humanidad para entregarse al rayo del poema, que desgarrará la rutina y el olvido, ese oscuro laberinto de muerte donde tantas veces nos perdemos.

 

...”¿No era ése tu triunfo en las tinieblas, poesía?

     Cada palabra a imagen de otra luz, a semejanza de otro abismo,

     Cada una con su cortejo de constelaciones, con su nido de víboras,

     Pero dispuesta a tejer y a destejer desde su  propio costado él universo,

     y a prescindir de mí hasta el ultimo nudo”   (3)

 

 

 

(1) Reportaje de Martín Fontela “De libreros” octubre 1998

(2) “Cantata sombría” O. Orozco, de “Eclipses y Fulgores”

(3)  “En el final era el verbo” Orozco, ob.cit.

Este artículo fue visitado: 1495 veces





Si desea responder este artículo, haga clic aquí

maria laura cortellezzi responde: no embauquen


 

 

Lic. Silvia Sisto
Psicoanalista
Consultorios: Cavassa 4076 Caseros CP: 1678 tel. 759-5268
Yerbal 1095 4º B Capital Federal tel 441-1189